Rocío Flores y Ion Aramendi

Ion Aramendi se la guarda a Rocío Flores por el zasca de la semana pasada: «La palabra la doy yo»

La colaboradora de Conexión Honduras se extralimitó en el plató y recibió un toque

Nuria Serena

La venganza se sirve en plato frío y la de Ion Aramendi ha llegado en cubitera. Y es que el presentador puso en su sitio a Rocío Flores en la última entrega de ‘Supervivientes: Conexión Honduras’.

En el programa anterior la hija de Antonio David y Rocío Carrasco reprochó al presentador que no le concediera el turno de palabra. Una acusación que no gustó nada al vasco que tragó saliva y continuó el programa mordiéndose la lengua para no alimentar la polémica.

Y la oportunidad de devolver el zasca a Rocío Flores llegó por un error de cálculo de la joven, que muy crecida pidió a Rubén Sánchez que se callara para poder continuar con su intervención.


Ion Aramendi en Supervivientes: «No, doy la palabra yo, por favor»

Rocío Flores lleva ya muchas horas de televisión y eso le permite nadar como pez en el agua en platós, tertulias o canutazos en mitad de la calle.

Tanta soltura demuestra que en la última gala de Conexión Honduras se vino arriba y pidió a Rubén que no la interrumpiera cuando se disponía a intervenir en el programa.

La nieta de Rocío Jurado quería comentar el vídeo en el que Marta Peñate se confesaba con Desy Rodríguez respecto a la nominación. Marta estaba preocupada por su posible expulsión pero las risas le hicieron olvidar las inquietudes cuando con Desy comenzó a comentar el olor de sus parejas, Tony Spina y Luciano.

«Obsesionada con los olores está Marta» bromeaba Ion Aramendi que, inmediatamente obtuvo la réplica de Rubén: «El perfume… hay aromas que son muy importantes. Hay perfumes de primera, de segunda y de tercera. Y de regionales a veces también»

Y ahí, cuando su compañero hacía una pausa para continuar, Rocío se dirigía al presentador de Supervivientes, Conexión Honduras: «Ion, Marta ha dicho una cosa súper importante también y es que ‘Supervivientes’…»

Pero Rubén la interrumpía para continuar con la broma de los aromas: «hay olores que sucumben a todo porque son de corazón, de fortaleza y superación»

Visiblemente molesta, Ro le espetaba: «Gracias Rubén, estoy hablando»

Ahí es cuando Ion Aramendi vio la oportunidad de recordar a la colaboradora quién marca los tiempos en el programa: «No, no, no, doy la palabra yo, por favor»

 

MÁS SOBRE: