Los grandes beneficios de dar un paseo después de comer

Los expertos recomiendan incorporar este hábito saludable a nuestra rutina

Ana Más

Caminar es de los ejercicios más recomendados para mantener una buena salud cardiovascular ya que aumenta el tamaño del corazón, fortalece las arterias y beneficia la oxigenación de todos los órganos y tejidos de tu organismo. Además, el ejercicio suave reduce el estrés y la ansiedad, por lo que dar un paseo es una gran alternativa, y si lo haces después de las comidas, mucho mejor.

Eso sí, procura hacerlo después del desayuno o de la cena, ya que con las altas temperaturas que estamos teniendo este verano no es muy recomendable salir al mediodía.

Debe ser un paseo suave de entre diez o veinte minutos y que no te cueste demasiado esfuerzo hacer. Lo primero que vas a notar es que tus digestiones son más ligeras, pero este no es el único beneficio.


Los grandes beneficios de un paseo después de las comidas

Además de mejorar tus digestiones, evitando así los gases y acidez, caminar después de las comidas principales puede, según algunos estudios recientes, ayudarte a reducir los niveles de azúcar en sangre si te ayudas de una dieta baja en hidratos de carbono. También activarás tu metabolismo y estarás cuidando tu salud cardiovascular, ya que al movernos activamos la circulación sanguínea y la presión arterial.

En algunos países el paseo tras la cena concretamente ya se ha convertido en una tradición a la que incluso han puesto nombre. Lo llaman passeggiata y consiste en dar un corto paseo de quince minutos después de cenar.

En España también se practica, y más ahora en verano que los días son más largos. Eso sí, si te decides a hacerlo, hazlo con precaución, sobre todo si paseas por lugares poco iluminados o en plena naturaleza. Lleva siempre contigo un chaleco reflectante y una linterna.

Y es que según la OMS (Organización Mundial de la Salud) debes caminar cada día 10.000 pasos, unos 7 kilómetros y si queremos adelgazar deberíamos aumentar el número de pasos hasta los 15.000, que serían unos 11 kilómetros diarios. Además, debemos hacerlo a buen ritmo, caminando con energía.

MÁS SOBRE: