Rosario de «La Isla de las Tentaciones» muestra su rostro desfigurado a consecuencia de un retoque estético

La concursante ha rememorado el procedimiento de estética al que se sometió y las consecuencias que tuvo para su rostro.

Guss González

Rosario Matew es una vieja conocida de Telecinco. La joven participaba en la última edición de «La Isla de las Tentaciones», consiguiendo con su paso una gran repercusión en redes sociales.

Con el tiempo, el grupo de comunicación Mediaset, ofreció a la influencer su propio canal en Mtmad, la plataforma de jóvenes talentos. Su faceta como creadora de contenidos le ha traído fama y exposición.

Ahora, la colaboradora ha recordado una intervención de estética a la que se sometió. Y es que muchos de sus seguidores sostienen que Rosario acumula un buen número de operaciones, aunque realmente solo ha pasado una vez por quirófano, para un aumento de pecho.


Pese a ello, Rosario si se ha sometido a varios procedimientos de estética… Tratamientos e intervenciones menores que no requieren de quirófano, pero que también entrañan sus riesgos.

«Ahora me parece divertido, pero lo pasé fatal», señalaba la joven al recordar uno de esos tratamientos que no salió como ella esperaba. «Hace años, con 19, me puse labios. No tenía mucho dinero y quería labios ya, donde fuera y como fuera», comenzaba su relato.

«Encontré un sitio medio clandestino que ponía labios por 160 euros y allá que fui… Me los hacen, yo me veía genial y todo perfecto, pero con el paso del tiempo se me han ido formando unas bolitas», confesaba.

Y es que aunque no se pase por una operación al uso, la mayoría de procedimientos de estética implican ciertos riesgos, por lo que siempre debemos buscar lugares acreditados, con todos los permisos y con la experiencia suficiente. Algo que Rosario, por su juventud, no tuvo en cuenta.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de ROSARIO MATEW (@rosariomatew)

 

Rosario y su desastre en los labios

 

Según parece, a Rosario le introdujeron un polímero en los labios. Según ella misma explicaba, se trata de «… un plástico que se usaba antiguamente que no se reabsorbe». Con el paso del tiempo el polímero se va degradando formando encapsulamientos que desarrolla el organismo.

Tras el disgusto y la preocupación por su aspecto, Rosario acudió a una clínica especializada donde, con el tiempo, han conseguido disimular esas bolitas. La influencer quiere ahora compartir su experiencia para concienciar a sus seguidores sobre los peligros de la cirugía estética.

En su alegato, Rosario ha recomendado acudir siempre a centros especializados y certificados, con la experiencia y los recursos necesarios para realizar las intervenciones de la manera más segura posible. Las garantías son lo primeros, puesto que al fin y al cabo hablamos también de salud.

Además de estos consejos, la joven ha publicado recientemente varias historias de Instagram en las que veíamos su rostros parcialmente cubierto, con el objetivo de disimular el último contratiempo que ha sufrido por culpa de uno de esos retoques.

Rosario decidió tratarse las ojeras, la mandíbula y los labios, pero el resultado no fue del todo el esperado. A los hematomas y la hinchazón se suma un grave problema que ha afectado de nuevo a sus labios.

Rosario Matew muestra su rostro desfigurado.
Imágenes de Mediaset.

«Salí de la clínica muy contenta, que todo lo que me había hecho me hacía mucha falta, que qué alegría. Pasa una hora y noto cómo el labio se me va hinchado más y más y más. Pasan dos horas y empiezo a notar el labio ardiendo, como si tuviera el corazón ahí palpitando», confesaba.

«La Veneno se queda a la altura del betún a mi lado. Es flipante cómo se me puso. Pensaba que no se iba a bajar jamás», aseguraba. Pese a todo, el asunto se quedó en un susto a consecuencia de una reacción alérgica relacionada con el marisco que había cenado la noche anterior.

MÁS SOBRE: