Toñi Moreno cuenta una emotiva anécdota con su niña para animar a una invitada

La pequeña le dijo, "Mamá, yo no tengo papá"

Ana Más

Toñi Moreno presenta actualmente Déjate querer, el programa de entrevistas que se emite los viernes por la noche en Telecinco y dónde precisamente la periodista ha protagonizado un emotivo momento con una de sus invitadas.

La joven había perdido el contacto con su padre, algo que le entristecía profundamente y precisamente con él se iba a reencontrar. La periodista para animarla le contó una emotiva conversación con la pequeña Lola de dos años y medio, su hija, además de insistirle en que decidiera si quería de verdad encontrarse con él.

Toñi comenzaba diciéndole a su invitada, «Antes de levantar el muro te quiero preguntar si tú también quieres. Tienes que decidir también si quieres empezar a conocer a este señor» y le explicaba la reacción de su niña al saber que no tenía papá.


La emotiva anécdota de Toñi Moreno con su niña

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Telecinco.es (@telecincoes)


Al volver un día de la guarde, Lola le preguntó a su madre después de conocer a los papás de algunos de sus compañeros si ella no tenía papá. La presentadora le contestó que no lo tenía, y continuaba, » Me dijo pero ‘tengo mamá, tengo nana y tengo padrinos’. Le dije sí, esa es tu familia y se me abrazó y me dijo: ‘Ay, mi mamá’. La gaditana terminaba diciéndole a su invitada que no sintiera que le faltaba nada en su vida, porque « no te falta nada».

Y es que para la presentadora convertirse en madre era todo un sueño, por eso la llegada de Lola supuso una gran felicidad para ella aunque también supuso un tremendo giro vital y ser madre ha hecho que se haya tenido que enfrentar a un montón de miedos tal y como explicaba en una entrevista al Diario de Sevilla, «Miro a mi hija cada mañana y me llena de felicidad, pero es muy duro ser madre, la maternidad me ha llenado de miedos, sobre todo al afrontarla en solitario. También de optimismo y ganar de vivir, de tirar para adelante. Me he dado cuenta de que si una siente la llamada no hay que esperar al momento ideal, porque momento ideal no hay».

 

MÁS SOBRE: