Niños más sedentarios tras la pandemia: Ocho de cada diez pasan casi 5 horas al día frente a una pantalla los fines de semana

El uso de tablets, smartphones, redes sociales y aplicaciones de mensajería ha cambiado «profundamente» la vida de los menores

Ana Más

Un reciente informe realizado por la Gasol Foundation constata que, «en solo tres años, de 2019 a 2022, la mayoría de los niños y niñas han reducido en 49 minutos su actividad física semanal mientras que han aumentado en 20 minutos de media diaria su exposición a las pantallas». 

Dispuesta a luchar precisamente contra esa exposición directa de los niños a las pantallas, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) defiende, tal y como explican desde ABC, » la educación digital a través del uso de kits robóticos y materiales como rompecabezas».

Europa Press ha tenido acceso a un estudio de dicha organización que destaca que las principales preocupaciones de los países sobre la digitalización en la infancia son el «daño físico, social y emocional relacionado con la tecnología, las amenazas a la privacidad y el crecimiento de las brechas digitales», tal y como explican desde el mismo medio.


La importancia de los profesores en la educación digital de los niños

El estudio ofrece una visión de 360 grados de los desafíos de la digitalización en la Educación y Atención a la Primera Infancia y las posibles respuestas políticas y desde Europa Press explican que aunque la OCDE propone educar usando kits robóticos o puzzles para evitar pantallas,  la mayoría de países no lo apoya.

El informe advierte que el uso de internet, tablets, smartphones, redes sociales y aplicaciones de mensajería ha cambiado «profundamente» la vida de los niños en todo le mundo y esto ha hecho que muchos gobiernos se hayan preocupado de qué impacto tienen las tecnologías digitales en su desarrollo.

Sin embargo no todo lo que se deduce del informe es negativo ya que también pone en valor que el uso de contenido digital en entornos de aprendizaje puede exponer a los niños a contenido de calidad que no reciben necesariamente en sus casas y resalta que las funciones interactivas «pueden ayudar a los niños pequeños a desarrollar sus habilidades expresivas en el uso de audio, gráficos, fotos, texto y video.»

Además comprender a edades tempranas  la tecnología digital puede ayudar a los más pequeños a desarrollar habilidades que les ayuden más adelante en la vida y a perseguir carreras en campos tecnológicos como la Inteligencia Artificial, la Programación y la Ingeniería.

El documento también explica que la mayoría de los países se enfocan en promover el uso seguro y responsable de las tecnologías en entornos del Educación y el Cuidado Temprano de la Infancia, pero desde la OCDE matizan que a menudo las directrices para ayudar a los niños a protegerse de los riestos digitales y a usar la tecnoligía de manera segura son incompletas o conflictivas.

El texto también habla de los profesionales y matiza que su papel es esencial para avanzar en las respuestas a la digitalización. Pero insiste en la necesidad de formación básica para «comprender cómo utilizar las tecnologías digitales de manera efectiva, con el objetivo de mejorar sus habilidades».

Desde ABC explican que según se deduce de la investigación «muchos países están perdiendo una oportunidad de ayudar a todos los niños a aprovechar los beneficios de la digitalización» ya que «casi la mitad de los países no tienen objetivos específicos para el desarrollo temprano de la alfabetización digital en los marcos curriculares de la educación temprana» y muchos de ellos informan de «grandes diferencias en la calidad y tipos de recursos digitales disponibles en los entornos de educación temprana».

 

MÁS SOBRE:

CONTENIDO PATROCINADO