perro

Acariciar a un perro o gato reduce los niveles de estrés en cuestión de minutos

Tan solo bastarán 10 minutos al día para notar los efectos

Noemí Fernández

Los amantes de los animales conocen de primera mano las ventajas que puede tener en nuestra vida compartirla con alguna mascota. Desde la compañía que nos proporcionan, hasta el “obligar” a salir de casa a personas mayores o que viven solas. Sin olvidar aspectos directamente relacionados con la salud como el hecho de que refuerzan nuestro sistema inmunológico (y el de los más pequeños de la familia). Lo que quizás no sabías es que, según un estudio de la Universidad de Washington acariciar a tu perro o gato reduce el estrés en apenas unos minutos.

Es frecuente que las personas que tienen contacto habitual con perros y gatos parezcan más relajadas. Fue precisamente esta idea la que llevó a los científicos a probar esta teoría de forma empírica. Por eso, los investigadores de la mencionada facultad de Estados Unidos pusieron a prueba los niveles de estrés de 250 estudiantes. En plena época de exámenes, les hicieron interactuar con perros y gatos. Debían hacerlo sin tener a mano su teléfono móvil, durante diez minutos al día, durante cuatro semanas y de la forma que prefirieran: con caricias, jugando, paseando… Tal y como explica el estudio publicado en ‘AERA Open’, la revista de la Asociación Estadounidense de Investigación Educativa.

acariciar a un perro o gato


Cómo ayuda acariciar a un perro o gato a recudir los niveles de estrés

La clave de la conclusión del estudio reside en el cortisol, la hormona cuyos niveles altos puede indicar presión arterial elevada, depresión o ansiedad, entre otros problemas. Los 250 estudiantes sometidos al estudio fueron sometidos a análisis de los niveles de cortisol por vía salival. Pues bien, de ellos, únicamente los que había tenido contacto con los perros y gatos habían reducido sus niveles de estrés.

acariciar a un perro o gato

Tal ha sido el impacto de este estudio que ya son varias las universidades estadounidenses que han implantado el método ‘Pet Your Stress Away’, donde los estudiantes pueden interactuar con perros y gatos para aliviar sus nervios y disminuir su nivel de estrés.

De esta forma, acariciar a tu perro o gato reduce el estrés y, por lo tanto, más allá de ser un gesto de cariño, complicidad y conexión entre el humano y su mascota, supondría un gran beneficio para nuestra salud.

MÁS SOBRE:

CONTENIDO PATROCINADO