Las promesas con las que Antonio David logró alejar a su hijo de Rocío Carrasco

Noelia Bertol

El duro relato de Rocío Carrasco en Rocío, contar la verdad para seguir viva continúa este miércoles con la emisión del episodio 10. Después de narrar los acontecimientos que supusieron el fin de su relación con su hija Rocío Flores en el año 2012, la hija de Rocío Jurado continúa cronológicamente para contar cómo fueron los tres años siguientes en los que su hijo menor, David Flores, vivió con ella.

En el adelanto del episodio se puede ver cómo la dureza del testimonio continúa y apunta a la misma persona a la que se lleva apuntando desde que la docuserie comenzó a emitirse: Antonio David. Rocío Carrasco ha confesado en las anteriores entregas que el padre de sus hijos no solo la maltrató física y psicológicamente, sino que además utilizó a sus hijos para hundirla tanto a nivel personal como a ojos de los demás, es decir, mediáticamente. 


Tres años después de la paliza que Rocío Flores le dio a su madre con 15 años, acontecimiento que rompería la relación entre ambas y que llevó a la joven a trasladarse de Madrid a Málaga para vivir con su padre y la mujer de este, Olga Moreno, lo hacía el pequeño David.

Las falsas promesas de Antonio David

 

Rocío recuerda en el adelanto que, tras conseguir alejarla de Rocío Flores, el ex guardia civil intentó lo mismo con el pequeño David.

«David empieza a cambiar a partir de que su hermana ya no está en la casa. Yo sé que el padre iba a verle al colegio cuando no le tocaban los días por custodia. Le esperaba a la salida o bien entre clase y clase o recreos«, recuerda esta.

Pero este gesto, que podría estar exento de maldad, lleva consigo una actitud por parte de Antonio David que vuelve a ser tachada de manipulación. «Al niño le iba diciendo cosas, le prometía que iba a grabar un disco y no tenía por qué estudiar, le decía que le iba a llevar a La Voz. Ya me estaba viendo que iba a terminar como terminó todo con Rocío«, añade Rocío Carrasco.

MÁS SOBRE: