Rocío Carrasco desvela qué impide su reconciliación con Rocío Flores y le lanza un ultimátum

Rodrigo Díaz

«No mientras tiene a la otra persona al lado», expresaba Rocío Carrasco sobre la hipotética reconciliación con su hija Rocío Flores, refiriéndose con claridad a la figura de Antonio David.

Aunque el amor de madre le acompaña en todo momento, también a la hora de contar su verdad en el documental, la hija de Rocío Jurado no se siente capacitada para perdonar a su pequeña, y no precisamente por esa paliza en 2012 o por otros rifirrafes que tuviera en el pasado.

Y el motivo que impide ese acercamiento no es otro que Antonio David: «No puedo mantener, muy a pesar, una relación con una persona que tiene al lado a quien ha intentado meterme en la cárcel«, explicaba en el nuevo episodio.

Por eso, Rocíito se dirigió a su hija para lanzarle lo que muchos entendieron como un ultimátum: «Hay algo que se podrá recomponer pero partiendo de esa base», refiriéndose a la decisión de Rocío Flores de alejarse de su padre.

Imagen de Telecinco

 

Rocío Carrasco desmiente la orden de alojamiento

 

La ruptura total con su pequeña comenzaba en esos complicados años, aunque no precisamente por la supuesta orden de alejamiento que ella pidió. La protagonista del documental asegura que se preocupaba diariamente por ella, sobre todo en esos seis meses de libertad vigilada que cumplió.

«Yo seguía llamando al colegio para saber cómo se encontraba y cómo iba a terapia», recalcaba una Rocíito que pedía que Rocío Flores nunca supiera de ello. Defendía que, de haberse hecho público, se podría haber usado contra ella.

MÁS SOBRE: