Dátil, el nuevo alimento milagro

¿Sabias que los dátiles pueden ayudarte a dormir mejor y a mejorar tu estado de ánimo?

anamas

El dátil se cultiva en algunos países hace más de 6.000 años y en algunos del norte de África y Oriente Medio  la palmera datilera se conoce como «el árbol de la vida».

Y es que  además de ser dulces, mejoran tu estado de ánimo y te ayudan a dormir mejor.Se pueden consumir secos o naturales y son de lo más versátiles en la cocina, puedes añadirlos a  guisos de carne, arroces y ensaladas.
Puedes usarlos para hacer postres, metiéndolos en agua y elaborando una pasta que hará las veces de azúcar, si eres deportista su alto contenido en hidratos, casi un 65 por ciento, te aportará mucha energía tanto antes como después de entrenar.

Otros beneficios del dátil

r
Su contenido en triptófano y magnesio ayudan a regular el estado de ánimo y a estimular la producción de la hormona del sueño, la melatonina, por lo que si los consumes estarás más calmado y feliz.

El cerebro necesita glucosa para funcionar correctamente, es su combustible principal y es esencial para tener un buen estado de ánimo.

Pero no conviene obtener esa energía de alimentos cómo golosinas, galletas, harinas blancas o bollería industrial, por eso los dátiles son una excelente opción.

Una buena opción son los cereales integrales, las legumbres y la verdura ya que sus carbohidratos son de liberación lenta.

Aunque tienen muchas calorías, su alto contenido en fibra los hacen muy saciantes, por lo que pueden ayudarte a adelgazar. Pero no te pases de tres al día. La fibra además evita la absorción total del propio azúcar y el de otros alimentos.

Su contenido en selenio, manganeso, cobre y magnesio hace que sean buenos para los huesos y su contenido en vitamina A ayuda a controlar la hipertensión.

Según un estudio publicado en Food Research International la composición de los dátiles ayuda a para prevenir enfermedades digestivas, metabólicas y degenerativas o provocadas por mutaciones genéticas como podrían ser patologías neurológicas, congénitas u otras.

MÁS SOBRE: