Nuestro Fernando Simón particular y su insistencia por respetar las distancias

Fernando Simón se aventura a poner una fecha al fin de la pandemia

Nuria Serena

Fernando Simón ha participado en una conferencia en la Universidad de Castilla-La Mancha que nos ha dejado el titular del día: Cree que la pandemia terminará a finales de 2022.

Es más, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias considera que aunque el ritmo de vacunación ha alcanzado ya una velocidad de crucero, dejar de usar la mascarilla ahora sería «un paso atrás», un error.

En su opinión, deberíamos mantener las restricciones de distancia interpersonal, mascarilla y limitación de aforos y aglomeraciones hasta alcanzar el 70% de personas vacunadas en España, un hito que se prevé lograr a finales de agosto.

Simón ha dejado caer sobre la mesa la probabilidad de que el Coronavirus pueda desaparecer a final del próximo año. «A lo mejor a final del año que viene podemos decir que no haya coronavirus. Estamos en esa situación, probablemente seguirá entre nosotros, pero hay opciones de que no pase así».

El epidemiólogo apunta a que ya hay más de un 40% de población inmune, cifra que «crece al día con la vacuna un 1%.

Fernando Simón ante nuestra nueva normalidad

Desde que finalizara el Estado de Alarma el pasado domingo, los ciudadanos vivimos una nueva normalidad en la que aún se mantienen algunas restricciones mientras otras han sido eliminadas. Medidas que Fernando Simón ve necesarias mantener hasta, al menos, el mes de agosto.

Por ejemplo, se ha acabado con el cierre perimetral entre comunidades. Aunque podrán mantenerse los cierres perimetrales en zonas básicas de salud, barrios o como mucho de ciudades, nunca de toda una comunidad autónoma. Además, esos cierres -adoptados por decreto- tendrían que contar con el aval de los tribunales.

También se ha dado por finiquitada la medida del toque de queda desde las 23:00 hasta las 06:00 horas. No obstante, las comunidades autónomas podrán establecer nuevos márgenes para la limitación de la libertad de circulación de las personas en horario nocturno siempre que un juez lo valide.

La mascarilla sigue siendo obligatoria. Ahora el Consejo Interterritorial debe decidir sobre la limitación del uso de mascarillas en verano y en diversas circunstancias. Todo apunta a que sí habrá que llevarla si paseamos por la playa, pero no cuando tomemos el sol o nos metamos en el agua o cuando no exista una distancia de 1,5 metros entre personas.

 

MÁS SOBRE: