gonzalo montoya isla de las tentaciones

Gonzalo Montoya, de La Isla de las Tentaciones, confiesa estar “psicológicamente destruido”

Noelia Bertol

Este lunes Carlos Sobera acudía de invitado a La resistencia, el programa de Movistar + que conduce David Broncano. El presentador de Mediaset mencionó La Isla de las Tentaciones, el fenómeno al que se unió en su segunda edición en calidad de conductor de los debates, destacando que entre el público se encontraba esa noche Gonzalo Montoya, participante de la primera edición.

David Broncano no perdió la oportunidad de hablar con este y preguntarle por su paso por el relality, aunque la respuesta del andaluz no fue la que todos esperaban. «Psicológicamente destruido«, expresaba este, que confirmó que seguía acudiendo al psicólogo tras su paso por el programa.

gonzalo montoya


Gonzalo Montoya acudió a La Isla de las Tentaciones con su pareja, Susana Molina, con quien mantenía una relación de 6 años. Su participación en el concurso le hizo a esta darse cuenta que el amor entre ellos se había acabado y decidió abandonar la isla sola. Esto dejó tocado al de Sevilla, que protagonizó junto a su chica una despedida dolorosa en directo.

Gonzalo se sincera

 

Un año después de la primera edición, y tras su confesión en La resistencia, donde no profundizó mucho en el tema, el exconcursante se ha sincerado con sus seguidores en redes sociales confesando que padece «un síndrome que se llama TDAH (Transtorno de Déficit de Atención e Hiperactividad) cuyo mayor problema es la hiperactividad«.

Según añadía, esto le ha impedido ser feliz, pues su mente está funcionando de forma compulsiva y a veces sus pensamientos «son negativos y afectan a mi vida diaria, a mi felicidad y a la de mi entorno«. Si bien es cierto que ha intentado trabajar en ello y controlarlo, logrando ser cada vez un poco más feliz.

«Tu vida es una mierda cuando te piensas todo dos veces y siempre vez problemas donde quizá no los hay. Esa es mi vida«, agregaba Montoya en sus redes. Una confesión por las que sus seguidores han manifestado preocupación y le han arropado, muchos aplaudiendo su valentía para compartirlo públicamente.

MÁS SOBRE: