Las especias como medicina natural: dime qué te duele y te diré cuál tomar

Noelia Bertol

Han existido siempre, están en nuestra cocina y ayudan a condimentar los alimentos. Pero las especias son mucho más que simples aderezos para las comidas y seguro que te interesará saber que guardan importantes propiedades para la salud.

Antes del avance de la medicina, estas se utilizaban para crear remedios caseros para los dolores. Algunas personas mayores siguen recurriendo a ellos, como morder un trozo de clavo en especia cuando se tiene ardores de estómago o ajos cuando el dolor es de espalda.

Especias


Aunque muchos de los remedios caseros puedan parecer ‘puro cuento chino’, lo cierto es que el avance de la ciencia y la investigación en este tipo de condimentos ha demostrado que muchos de ellos tienen propiedades beneficiosas y pueden aliviar algunos de los dolores que nos aquejan.  

Analizamos algunas de las especias con este tipo de propiedades. Dime qué te duele y te diré qué debes tomar. 

Cúrcuma, el sustituto del ibuprofeno

 

Se dice que la cúrcuma, de origen indio, es una especia que perfectamente podría sustituir al ibuprofeno debido a sus elevadas propiedades antiinflamatorias. De este modo, es perfecta para aliviar dolores digestivos, reumáticos o de artritis. Pero la cosa no acaba ahí, y es que muchos son los expertos que aseguran que esta es de gran ayuda en enfermedades tan importantes y lamentablemente comunes como el cáncer, el Alzheimer, el Párkinson o la depresión. 

Dar en el ‘clavo’

 

Con esta especia nunca antes tuvo más sentido la expresión «dar en el clavo». Además de aromatizar muchos platos, es también clave para la medicina tradicional dados sus potenciales antisépticos, es decir, reducen las posibilidades de infección.

A tus mayores no les falta razón cuando te dicen que mastiques un trozo de clavo en especia para los dolores digestivos, pues tiene el poder de acabar con los parásitos intestinales. Además, tiene efectos calmantes, sobre todo en cuanto a los dolores de muela u otros relacionados con los problemas bucales. 

Diabéticos, lo vuestro es la canela

O la odias o la amas. La canela tiene sus detractores y sus fieles amantes, y en este sentido son los segundos los que salen ganando, pues esta especia es perfecta para combatir problemas tan comunes como el mal aliento o la diabetes, pues controla los niveles de glucosa en la sangre. Por si fuera poco, es un gran antioxidante. ¿Sabes lo que eso significa? Que ayuda a luchar contra el envejecimiento de tu piel. ¡Eterna juventud, amantes de la canela! 

Azafrán, el «oro rojo» de la cocina

 

No se le conoce popularmente como «oro rojo» sin razón ninguna. Además de por ser la especia más cara (el kilo en España suele rondar los 10.000 euros), el azafrán tiene muchos beneficios para la salud, pues ayuda con los problemas digestivos, renales y neuronales. También se utiliza para calmar dolores por ser un antiinflamatorio muy eficaz, y no solo eso, sino que aporta vitaminas y nutrientes por doquier (B1, B2, flavonoides, magnesio…) ¿Qué más te hace falta para tenerlo a mano siempre? 

Pimentón, el otro «oro rojo» marca España

 

En España también tenemos nuestro particular «oro rojo». Hablamos, como no puede ser de otra manera, del famoso pimentón. Este no solo es protagonista en grandes platos de nuestra gastronomía (véase el pulpo a la gallega o las patatas a la riojana), sino que además tiene importantes beneficios. Funciona como analgésico, es un potente antioxidante y además ayuda a la circulación y a controlar el colesterol.

Jengibre, para los dolores menstruales y la pérdida de peso

Su aspecto no es muy llamativo, en eso te damos la razón. Pero esta raíz demuestra que no todo son las apariencias, pues sus propiedades son muy beneficiosas para la salud. Ralla un poco de jengibre en una infusión o añádelo directamente en polvo a cualquier plato para calmar las náuseas o fortalecer tu sistema inmunológico contra las infecciones. Ayuda a hacer la digestión como otras de las especias que ya hemos mencionado en este post, pero se diferencia de ellas porque, además, fortalece la memoria y ayuda a concentrarse mejor. También calma los dolores menstruales y absorbe las grasas, por lo que es un gran aliado para la pérdida de peso.

¿Problemas de gases? Échales comino

 

¿Evitas comer legumbres por los gases posteriores a su ingesta? Quizá te interese saber que el comino ayuda a eliminar este problema. Añadiendo un poco de comino a la cocción de cualquier legumbre hará que después no te sientas hinchado como un globo. Además de eso, ayuda a hacer la digestión y cuida las proteínas que tenemos en el organismo. ¡No debe faltar en tu despensa!