Artículo

No cometas estos errores si sales a caminar

No calentar o hacer siempre la misma ruta están entre los más frecuentes

anamas

Cada vez somos más conscientes de la importancia de hacer ejercicio físico. No sólo para mantenernos en forma sino también para mantener un buen estado de ánimo ya que cuando hacemos ejercicio nuestro cuerpo segrega dos hormonas asociadas al bienestar y la felicidad, la dopamina y la serotonina.

Y una buena manera de comenzar a hacer ejercicio es sin duda empezar a caminar, incluso si quieres adelgazar. Según un estudio publicado en el Journal of Excercise, Nutrition & Biochemistry en el que se monitoreó a un grupo de mujeres con obesidad durante doce semanas en las que salieron a caminar, la reducción de grasa abdominal fue más que evidente, notando una gran disminución de la misma.

Por eso una de las conclusiones del estudio fue  la recomendación de salir a caminar diariamente, sobre todo para aquellas personas que tienen sobrepeso y no puedan realizar mucho esfuerzo físico o aquella que no hayan hecho ejercicio con asiduidad previamente.

Sin embargo debemos caminar correctamente ya que es fácil cometer algunos errores que pueden hacer que los beneficios no sean tantos.

No cometas estos errores si sales a caminar

El primero y más frecuente es no hacerlo al aire libre, el hecho de salir a la calle y sentir el aire fresco condiciona mucho las sensaciones positivas que experimentamos Es decir, mucho mejor si dejamos la cinta de correr a un lado y optamos por dar un paseo por la naturaleza. Es conveniente cambiar de ruta, otro de los errores frecuentes a la hora de salir a caminar es hacer siempre el mismo recorrido, es bueno atreverse con nuevas rutas, así evitaremos cansarnos mentalmente y sobre todo aburrirnos.

Tampoco solemos calentar antes de salir a andar,  aunque no se trate de un ejercicio duro, es muy importante realizar algunos breves ejercicios de calentamiento sobre todo si llevamos tiempo sin hacer ejercicio. Prevendrás lesiones si mueves y estiras los tobillos y las rodillas sobre todo, ya que son las articulaciones que más sufren al caminar.

Y por último, no usar la ropa adecuada, debemos escoger bien nuestro vestuario para caminar, sobre todo el calzado. Debes llevar unas zapatillas cómodas para evitar que te duelan los pies o te salgan ampollas. Si hace buena temperatura no te abrigues mucho, escoge bien la ropa que llegas para no pasar calor ni frio.

 

MÁS SOBRE: