Rocío Carrasco, al plantear separarse de Antonio David: «Me dijo que me iba a cagar»

Rodrigo Díaz

Con los episodios 2 y 3 de «Rocío, contar la verdad para seguir viva» descubrimos mucho más sobre el embarazo de Rocío Carrasco y los primeros indicios de separación con Antonio David Flores, ¡nos lo cuenta Maspi!

 

 

 

1998 fue el año de reflexión para la hija de Rocío Jurado, quien se encontraba nuevamente embarazada y vivió en primera persona una infidelidad de su marido: «Un día de fiesta me lo encontré comiéndose la boca con una tía detrás de la barra», relataba en uno de los episodios más complicados de la relación.

Imagen de Telecinco

En aquella ocasión y en tantas otras donde Rocío veía una «complicidad y toqueteo» sospechosos de Antonio David con otras mujeres, siempre se repetía la misma excusa: «Estás loca, las hormonas y el embarazo te están afectando a la cabeza», le criticaba siempre con las quejas de Rocíito.

Ese episodio nocturno fue un aliciente para que tomara la decisión definitiva de la separación, provocando la «cólera» de su exmarido: «Pues te vas a cagar, no vas a saber de donde te van a venir», recordaba con profunda tristeza Rocío Carrasco, resaltando que esa amenaza la cumplió después.

 

Una infidelidad que conocía todo el mundo salvo ella

 

Insistiendo en las infidelidades de Antonio David, la protagonista de la serie documental sigue arrepintiéndose de ser tan ingenua. Era tan evidente que, tal y como relata en el nuevo capítulo, lo sabía todo el mundo salvo ella: «Me gritaban cierva embarazada. Lo sabían mis primas y hasta la prensa».

Imagen de Telecinco

Toda una falta de respeto hacia ella, que se agudiza con su embarazo y la peque Rocío Flores con solo dos años. Rocíito aún no entiende cómo pudo hacer eso y reconoce las dudas que tuvo sobre su «actitud«, sobre todo por la seguridad con la que su exmarido defendía su inocencia.

MÁS SOBRE: