Te enseñamos a darte un masaje anticelulítico: hazlo tú misma cómo una profesional

Ana Más

La celulitis afecta a más del 90% de las mujeres y es acumulación de tejido adiposo en forma de nódulos bajo la piel  que suele localizarse en caderas, nalgas, abdomen.

Para tratarla se necesita, sobre todo, constancia. No es sencillo acabar con ella pero tampoco imposible.

Desde el centro de estética de Opuntia Organic en declaraciones a la revista ELLE  explicaban cómo hacernos un masaje anticelulítico y que resulte tan eficaz cómo si nos lo hiciera un profesional.

Según los expertos, el mejor momento del día para hacerlo  es por la noche y lo explican comparando el sistema linfático con un tubo dentro del otro en el que “Al dormir, la distancia entre estos tubos es mayor y por ahí circulan las toxinas que desechamos”.

Cómo hacerte tú misma un buen masaje anticelulítico

En cuanto a la manera de hacerlo has de comenzar sentada y con las rodillas dobladas para alcanzar los tobillos, dónde empezarás el drenaje ejerciendo una presión suave con las dos manos con movimientos circulares y ascendentes, siempre de manera muy suave.

Al llegar a la rodilla presiona con los pulgares la parte interior de estas haciendo círculos pequeños y ve subiendo hacia los muslos de manera circular.

En la zona de la ingle, masajea con  las palmas de las manos abiertas, siguiendo con movimientos circulares pero con un poco más de fuerza.

Finalmente  mantén durante unos minutos las piernas elevadas, mucho mejor si las apoyas en la pared lo más alto que puedas. Te ayudará a eliminar toxinas. Repite toda esta secuencia entre 10 o 15 veces a diario.

Otros gestos que pueden ayudarte

Una taza de té verde

Los buenos hábitos en la alimentación son muy importantes, por ejemplo los copos de avena contienen muchos nutrientes que ayudan a una mejor circulación sanguínea.

La cebolla ayuda en la eliminación de grasa en caderas, piernas y glúteos, ayuda a eliminar toxinas y estimular el sistema digestivo,.Y el plátano protege los tejidos celulares y mejora la circulación sanguínea y linfática.

Evita tomar azúcares añadidos, harinas refinadas y embutidos y elimina el consumo de alcohol, café y por supuesto tabaco.

Bebe bastantes líquidos durante el día ya sea en forma de agua o de infusión, te ayudarán a drenar y a eliminar toxinas.

 

 

MÁS SOBRE: