¿Te imaginas una tortilla de patata sin huevo?, pues existe

Una receta estupenda para veganas o intolerantes al huevo

anamas

La tortilla de patata es de uno de los platos más típicos en nuestro país, los ingredientes son sencillos de encontrar y una vez que le coges el truco la tortilla es sencilla de elaborar. El problema está si no puedes tomar huevo o te pilla sin ninguno en casa. Para ello puede venirte de lujo esta receta.

En este caso el alimento que sustituye al huevo es la harina de garbanzos, un alimento el garbanzo, que además es una importante fuente de fibra, proteínas, minerales y vitaminas del grupo B. Su harina mezclada con agua hará las veces de huevo en esta receta.

Te contamos qué ingredientes tienes que tener a mano,

  • aceite
  • patatas
  • harina de garbanzos
  • cebolla, aunque esta es opcional. Según tus gusto

Tortilla de patata sin huevo, así se hace

 

 

El proceso de elaboración es similar al de la tortilla de patata normal, lo primero es cortar las patatas en láminas y freír a fuego medio para que no se te quemen. Cuando estén fritas retíralas del fuego y escurre bien el aceite para que no quede muy grasienta.

A continuación pon en un bol una taza y media de harina de garbanzo, la misma medida de agua y un poco de sal. Bate bien hasta lograr una pasta homogénea. Ten especial cuidado en que no queden grumos. Añade a esta mezcla la patata y remueve bien, después cuájala en la sartén.

Seguramente el resultado te sorprenda ya que es muy parecido a la receta original.

Y si además quieres que tu tortilla engorde mucho menos, atenta a esta tortilla de patatas que sólo tiene 43 calorías por ración, la cuarta parte que la normal y casi con el mismo sabor,  te contamos cómo.

El principal truco es no freír las patatas cómo en la tortilla tradicional, en aceite, así nos evitaremos toda la grasa. En lugar de freírlas hervimos las patatas en agua, con esto al utilizar mucho menos aceite la digerirás mucho mejor. El sabor no es el mismo que si freímos la patata pero la diferencia de calorías compensa.

Para elaborarla necesitas 400 gramos de patatas, tres o cuatro huevos grandes, aceite y sal. Por supuesto puedes sustituir el huevo por harina de garbanzos.

Pela y corta las patatas en dados, échalas en un recipiente para microondas, sazónalas con aceite y sal y cúbrelas con film transparente al que pincharás por encima para dejar que salga el vapor. Mételo al microondas durante nueve minutos a 750W, pasado ese tiempo estarán blanditas, si crees que necesitan más tiempo vuelve a meterlas unos minutos. Sácalas y quítales el film transparente.

Bate los huevos o en su defecto la harina de garbanzos, mezclada con agua y sal y cuando las patatas estén frías añade las patatas y mezcla bien. Pon un poco de aceite en la sartén a fuego medio, cuando el aceite esté caliente echa la mezcla y elabora la tortilla cómo si se tratara de una tortilla de patatas convencional dándole la vuelta ayudándonos de un plato cuando esté cuajado por una cara.

Y a disfrutar de una buena tortilla con muchas menos calorías!

MÁS SOBRE: