¿Tu familia política se interpone en vuestra relación? Esto es lo que deberías hacer

María Aragonés
Archivado en: Love of lesbian  •  

Todos y todas llevamos a cuestas un entorno y unas circunstancias, por eso cuando nos enamoramos de alguien su familia y sus seres queridos vienen incluidos en el pack. Tanto es así, que algunas veces pueden intervenir en nuestra relación más de la cuenta y quizá esto genere problemas en la pareja. A continuación, en Qué falló en lo vuestro, os explicamos lo que debéis hacer si os enfrentáis a esta situación:

 

 

1) Habla con tu pareja

Tu pareja tiene que saber en todo momento qué te molesta exactamente y cómo te afecta esta situación. Es fundamental que entienda tu postura y reconozca que su familia está cometiendo un error. Sin caer en críticas destructivas, debes explicarle las actitudes que te hayan dolido para que pueda tomar cartas en el asunto si es necesario.

 

2) Establece algunos límites

La situación en cada familia es completamente distinta, pero asumir esto no implica tolerar determinados comportamientos. Aunque sea importante empatizar, hay que tener presente en todo momento lo que es comprensible y lo que no y dejárselo claro tanto a nuestra pareja como a su familia. Hay fronteras como el respeto o la privacidad en vuestra relación que no se pueden traspasar.

 

 

3) No le hagas elegir

Si la situación es insostenible, probablemente se te pase por la cabeza proponerle a tu pareja un ultimátum para que elija entre su familia o vuestra relación. Se trata de un error muy común que ocurre en muchas relaciones que atraviesan estas circunstancias. Tu pareja no es responsable de los comportamientos de su familia.

 

4) Empatía y paciencia

Que tengas motivos para enfadarte no impide que seas comprensivo con tu pareja. Al fin y al cabo, está entre la espalda y la pared y seguramente sea quien más sufre por este motivo. Por eso tendrás que hacer algunos esfuerzos extra y ser más paciente de lo habitual para apoyarle y demostrarle tu cariño.

 

 

La familia política es muy importante en nuestras vidas, por eso lo ideal sería tener buena relación con ella. De lo contrario no hay que alarmarse, simplemente tendréis que mantener una relación cordial y comportaros como personas adultas. Si ni siquiera eso es viable, lo mejor es establecer cierta distancia con tu familia política y que tanto tu pareja como tú empaticéis mutuamente.