Cambio de hora: la noche del sábado 26 al 27 de Marzo, a las dos serán las tres

Como manda la tradición, esa noche dormiremos una hora menos

Nuria Serena

En apenas unos días viviermos un nuevo cambio de hora: se cambiará en la madrugada del sábado 26 al domingo 27 de marzo de 2022.

Esa noche habrá que adelantar una hora el reloj para que a las 02.00 de la mañana pasen a marcar las 03.00 horas

A las dos serán las tres. Como manda la tradición, esa noche dormiremos una hora menos. Así que ya sabes: para que no te pille desprevenido, antes de acostarte, lo más sencillo es adelanta el reloj al ir a dormir para levantarte el domingo con la hora real.


De esta forma entraremos en el horario de verano hasta el próximo mes de Octubre, cuando el reloj volverá a retrasarse una hora. A partir del domingo 27 de Marzo amanecerá y anochecerá más tarde, hasta otoño

Un año más, este cambio horario provocará que robemos 60 minutos a Morfeo en el caso de los españoles aunque esta modificación horaria de primavera se aplica también en el resto de países de la Unión Europea (UE), con la intención de ajustar la jornada laboral a las horas de luz natural. Esta medida se remonta a los años 70. Según el Instituto para la Diversificacion y Ahorro de la Energía (IDAE), supone un ahorro de 300 millones de euros en España por el descenso del consumo de energía.

Los smartphones suelen cambiar de forma automática la hora mientras duermes, pero si tienes relojes analógicos en casa, lo mejor será que adelantes una hora todos ellos antes de acostarte. De esta forma, no te levantarás al día siguiente despitad@.

¿Cómo afecta a nuestro organismo el cambio de hora?

Insomnio, fatiga, dificultad de concentración, cansancio diurno o malestar general Estos son algunas de las consecuencias que el aparentemente inocente cambio de horario genera en nuestro organismo.

 

El impacto en nuestro organismo provoca problemas gastrointestinales, emocionales o de sueño, que podríamos suavizar con algunas modificaciones en nuestros hábitos.

Por ejemplo, una alimentación adecuada es uno de los mejores remedios para frenar las consecuencias de la medida. 

 

Toma buena nota y verás como este año llevarás mejor el cambio de hora

 

Introduce en tu día a día estos alimentos:

Vitamina C + Magnesio: Por la mañana, kiwis, naranjas y fresas, con alto contenido en vitamina C que nos reactiva y mantiene despiertos. Por la tarde, plátanos, nueces y almendras, ricos en magnesio, que actúa como relajante natural y nos prepara para el sueño.

Alimentos ricos en triptófano: Legumbres, frutos secos y avena son los mejores aliados para mejorar nuestro estado anímico, gracias a su alto contenido en triptófano. Este aminoácido aumenta los niveles de serotonina (responsable de nuestro bienestar emocional) y melatonina (hormona que regula nuestro sueño de forma natural).

No cambies el horario de tus cenas: Deberá ser una cena ligera, con frutas y verduras.

No se te ocurra dormir siesta: Al menos, las primeras semanas tras el cambio horario, ya que las alteraciones del sueño son habituales.

 

MÁS SOBRE: