Infidelidad en pareja.

Cuándo, dónde y cómo se lo montan los infieles en España

La pandemia del coronavirus ha disparado los casos de infidelidades en la pareja que acuden a aplicaciones móviles y hoteles por horas para llevar adelante su doble vida.

Guss González

Los infieles siempre han existido, pero según los últimos datos obtenidos a través de diferentes estudios, la pandemia ha sido un caldo de cultivo para el adulterio.

Tras los meses de confinamiento, cuando se autorizó de nuevo la movilidad de los ciudadanos y los establecimientos volvieron a abrir poco a poco sus puertas, se vivió un auténtico bombazo en cuanto a este tipo de relaciones.

En la actualidad, los encuentros a escondidas de aquellas personas que buscan una aventura extramatrimonial, siguen al alza. Pero, ¿cómo es posible ser infiel en la era digital y con el bullicio de la gran ciudad?


 

Infieles tras la pandemia

 

La «Gran Renuncia» en Estados Unidos, el movimiento que ha motivado que muchos profesionales asentados hayan decidido dejar sus empleos para emprender, o el incremento en el número y la frecuencia en las infidelidades, demuestran que el coronavirus nos ha cambiado.

Los hay que buscan encuentros puntuales y otros (y otras) que se decantan por aventuras más o menos duraderas. Lo cierto es que existe un público ávido de nuevas experiencias que no tiene tapujos a la hora de montarse una doble vida.

Las apps especializadas en la infidelidad (si, existen…) han visto incrementado su número de usuarios activos mensuales de forma muy notable. La pandemia no solo ha arrasado con nuestra modelo de sociedad a niveles sanitarios y económicos…

Hay quien atribuye este «boom» al periodo de confinamiento, donde la tensión del encierro ponía contra las cuerdas a la convivencia. El tiempo de más, invertido en pensar, y el futuro incierto han hecho que muchas personas se replanteen sus relaciones.

Y los hay que no quieren romper con su pareja, que reconocen que aún existe el amor y el respeto, pero que también necesitan nuevos alicientes. Eso sí, a escondidas…

 

Ashley Madison, el principal portal digital para encuentros entre infieles, publicaba el ranking de las poblaciones españolas con más demanda en este tipo de encuentros. Según el último estudio publicado por esta app, que data 2020, posiciona a Cataluña como la comunidad autónoma con más número de adúlteros. El Top 10 queda de esta manera:

1.Manresa

2.Barcelona

3.León

4.Madrid

5.Granada

6.Valencia

7.Alcalá de Henares

8.Castellón

9.Bilbao

10.Alicante

 

Hoteles por horas

 

Los establecimientos especializados, donde se da cabida a una suerte de dobles vidas, también han vivido un fuerte incremento en su demanda. Durante lo peor de la pandemia, ya recibían llamadas de clientes intentando realizar reservas. Pero fue después, cuando irrumpió la «nueva normalidad» cuando vieron desbordadas todas sus expectativas.

En la actualidad, los hoteles por horas cuentan con listas de espera que en algunos casos llegan hasta el mes. Locales muy solicitados que también tienen «horas punta».

Su clientela se organiza en torno a las horas previas y posteriores al trabajo. Es decir, en torno a las 9:00-10:00 de la mañana, las 15:00-16:00 horas para los que tienen un empleo con jornada partida, y sobre las 20.00-21.00, justo antes de volver a casa con la mujer o el marido y los hijos.

Solo nos tenemos que remontar una década para darnos cuenta que en España, los hoteles por hora no existían. La cadena Rooms, ha abierto tres establecimientos de este tipo en apenas ocho años, ofreciendo habitaciones por 20 euros a la hora, además de otros «artículos extra» con tarifas aparte.

Este tipo de hoteles disponen de habitaciones temáticas, con espejos, atrezo y neones de colores. Los clientes suelen invertir de media unos 90 minutos, aunque los hay que permanecen hasta dos horas.

Puede que, llegado el momento en el que recuperemos la «vieja normalidad», los niveles de infidelidad vuelvan a los anteriores a marzo de 2020. O puede que ya nunca seamos los mismos…

 

¿Conoces los tipos de infidelidad que existen?

La confianza después de una infidelidad se destruye. No importa cuantas veces seamos sinceros después, siempre tendremos una misma imagen, la de la deslealtad. Los compañeros del programa de Cadena Dial ¿Qué falló en lo vuestro? te muestran siete tipos diferentes de infidelidades.

1.Las microinfidelidades. Este tipo de infidelidades son muy sutiles y muy frecuentes. Por ejemplo, sigues el juego de seducción a alguien (dando a entender que estás interesado), sin decir que tienes pareja. O en imaginación fantaseas con otra persona que no es tu pareja.

2.La física. Quedas con una persona que te gusta o te atrae para «hablar» pero debajo de esa inocente quedada, hay un deseo de fundirte con esa persona. Se suele empezar por aquí, para luego acabar entre las sábanas y consumir la infidelidad sexual. A base de quedadas reiterativas con esa otra persona, todo bajo el paraguas de ir creando una buena y bonita amistad, se camufla las verdaderas intenciones.

3.La online o virtual. Este tipo de infidelidad gracias a la nuevas tecnologías es muy cómoda y recurrente. El « sexting». que es el intercambio de fotos o contenido erótico con una tercera persona. o hacer ciber-sexo podría ser otra forma de ser infiel. Es muy cómodo ya que puedes conectarte a la hora que quieras (incluso si tu pareja está en casa). De hecho, 9 de cada 10 infieles utilizan el móvil para engañar a su pareja. El 59% dice que gracias a la tecnología es más fácil encontrar a alguien.

4.La sexual. Esta infidelidad es la más carnal. Muchas veces tu pareja no te satisface en este terreno, y el 68% de las mujeres de Ashley Madison afirma que la mayoría de las veces no llega al orgasmo con su marido, con lo cual tendrás que buscártelo fuera.

5. La emocional. Este tipo de infidelidad empieza por la necesidad de cubrir una parte más emocional y afectiva. Todos los seres humanos tenemos necesidades afectivas muy básicas como amar y ser amados. Si sientes que tu pareja ha dejado de cuidarte en el terreno afectivo terminarás siendo infiel.

6. Por venganza o despecho. Hay personas que descubren que le han sido infieles y motivados por toda esta ira y frustración deciden ser infieles también. Si tú le hubieras sido infiel (antes) a tu pareja, en el caso de enterarte, no tendrías esa sensación de venganza o malestar.

7. Por olvidar a tu ex. Cuando se está atravesando las fases del duelo, hay personas que no quieren sufrir y como mecanismo evitativo lo que hacen es tener una aventura con otra persona para llenar ese vacío. Técnicamente esto no se consideraría una infidelidad puesto que ya no están con esa persona, pero en la práctica sí, ya que emocionalmente sienten que están todavía involucradas con su ex y no han podido cortar los lazos emocionales aun.

 

MÁS SOBRE: