Luis Lorenzo actor

Detenido el actor Luis Lorenzo y su pareja por el presunto asesinato de una anciana

La víctima es familia de Arancha, la esposa del actor

Noelia Bertol

Conocido por su aparición en series como La que se avecina, La familia mata o Al salir de clase, el actor Luis Lorenzo y su pareja Arancha han sido detenidos por ser los principales sospechosos del asesinato de Isabel, tía de ella. Ambos han pasado este viernes a disposición judicial en el jurado de guardia de Arganda del Rey, donde declaran, tal y como informa El Confidencial.

Todo comenzó hace un año, cuando la pareja invitó a su casa de Rivas-Vaciamadrid a la anciana, que entonces vivía en Asturias, con el fin de pasar unos días con ellos. No obstante, la visita se alargó más de la cuenta y esto hizo que José, el hermano de Isabel, denunciara la desaparición de esta desde Asturias.

José sospechaba que algo estaba pasando con su hermana, pues al parecer Luis Lorenzo y su mujer tenían el control de su teléfono y no le dejaban libertad para comunicarse con quien quisiera.


La denuncia llegó hasta Madrid y las fuerzas de seguridad acudieron a la vivienda para comprobar que todo estaba en orden. Acorde a lo que expresa el citado medio, el actor recibió a los agentes con cordialidad y reconociendo que la anciana vivía con ellos. No obstante, no les permitió entrar en la casa sin una orden judicial.

Finalmente en junio de 2021 Isabel fallecía. Aunque su muerte fue inicialmente certificada como natural, José luchó para que se llevara a cabo una autopsia que descubriera la verdadera causa de la muerte. La anciana había sido envenenada, tal y como se determinó al encontrar en su cuerpo presencia de dos metales en grandes dosis.

Las pruebas no están a favor de Luis Lorenzo y su mujer

 

La pareja no las tiene todas consigo para librarse de esta acusación, pues al parecer otras pruebas les incriminarían como principales autores del crimen. Según el Grupo de Homicidios de la Guardia Civil, cada vez que Isabel visitaba a su sobrina en Rivas sus cuentas bancarias sufrían movimientos de importantes cifras que llegaban hasta los 30.000 euros. Por si fuera poco, antes de fallecer llevó a cabo un testamento por el cual en caso de fallecer dejaba a su sobrina Arancha propiedades en Asturias.

Tampoco está en favor de estos el hecho de que cada vez que Isabel regresaba a Asturias tras pasar una temporada en Rivas con la pareja lo hacía sufriendo episodios de demencia que iban desapareciendo a medida que pasaban los días desde su regreso de Madrid.

MÁS SOBRE:

CONTENIDO PATROCINADO