El truco para secar la ropa con rapidez en invierno

El frio y el grosor de las prendas hace que en invierno la ropa tarde más en secarse

Ana Más

En invierno, secar la ropa es un auténtico calvario. Tenemos claro que lavar correctamente la ropa tiene sus secretos, ya que si no lo hacemos bien podemos hacer que se manche, se rompa o se destiña.

Lo mismo ocurre con la forma en la que la tendemos, tenderla de la manera correcta es casi igual o más importante. Aunque no lo creas tenderla bien puede ayudarte a que esta te dure muchos más años y en mejor estado.

Lo primero a tener en cuenta es que no debes tenderla demasiado mojada, para evitar deformaciones. Si la has lavado a mano, quita el exceso de humedad con una toalla y déjala un rato que se escurra. Evita además dejarla recién lavada dentro de la lavadora durante horas, pues cogerá olor a humedad.


Pero ¿sabías que hay manera de que se seque antes sin necesidad de usar la secadora?, te contamos como. Y es que en esta época del año la ropa suele ser más gordita y tarda más en secarse y además con el mal tiempo es complicado que se seque rápido pero no imposible.

Trucos para secar la ropa

A pesar del frío tender fuera siempre es la mejor opción ya que al haber más circulación de aire tu ropa se secará antes. En el caso de la ropa blanca procurando que le de el sol directamente y si es de color de manera indirecta.

Pero hay más cosas que puedes hacer para que tu ropa se seque antes fuera. Por ejemplo ve mirando a lo largo del día qué prendas se han secado ya y recógelas, evitarás que se mojen si llueve. A veces creemos que no está seca pero lo único que está es fría, en cuanto la metas terminará de secarse del todo, no te arriesgues a dejarla más tiempo fuera. Una buena inversión es un protector o un tendedero con toldo, si llueve de manera imprevista evitará que tu ropa se empape.

Secar la ropa fuera de casa

Y si no tienes más remedio que tender dentro de casa procura ventilar bien, utiliza humidificadores que regulen la temperatura de tu casa, conseguirás que la ropa se seque mejor y antes, coloca la ropa lejos de los radiadores, demasiado calor directo puede encogerla y dejarla acartonada.

Evita tender en el baño ya que es muy húmedo y no siempre está bien ventilado. Evita también hacerlo en la cocina, ya que te arriesgas a que cojan olor o se manchen.

Hacerte con un tendedero electrónico es sin duda una buena solución para estos casos y recuerda lavar únicamente aquello que sepas que vas a poder tender dentro de casa dejando espacio suficiente entre prenda y prenda para que se sequen bien.