gesto con la mano que ayuda a la memoria

Un gesto con la mano que mejora tu memoria, ¡como lo oyes!

Abrir y cerrar el puño derecho es muy beneficioso, según un estudio

Ana Más

A veces la memoria falla por fatiga física o mental, estrés, exceso de información, falta de práctica, falta de sueño e incluso una dieta inadecuada. Y es que para mantenerla ágil, debe ejercitarse. 

Aunque no resuelven su falta, algunas plantas medicinales aumentan el riego sanguíneo en el cerebro y favorecen así las conexiones neuronales. Pero no es conveniente mezclarlas con excitantes como el café. Sobre todo, es necesario consultar con el médico si hay insuficiencia cerebral y cardiopatías. 

Pero, además, hay algunos gestos de nuestro día a día que pueden ayudarnos a mejorarla. Te los contamos. El primero de ellos tiene que ver con abrir y cerrar la mano.


Abrir y cerrar el puño derecho mejora tu memoria

Memoria

Según recoge La Nueva España, «un estudio de 2013 realizado en  la Universidad de Montclair, Estados Unidos, abrir y cerrar el puño derecho ayuda a mejorar la memoria, mientras que hacerlo con el izquierdo refuerza los recuerdos que ya se han almacenado«.

El mismo diario habla de un estudio de la Universidad de Massachussets que demostró que el sueño influye en la memoria y la cognición. Dormir bien nos ayuda a mejorarla, por eso los expertos recomiendan echar una siesta de 20 minutos.

Algo que seguro te encantará saber es que comer chocolate puede ayudarte a mejorar tu memoria, esto es gracias a los flavonoles que contiene el cacao y estimulan el funcionamiento cognitivo del cerebro.

Hacer ejercicio aeróbico también puede hacer que tengamos más memoria, tal y como recoge El Confidencial, «según la Universidad de Pittsburgh, este tipo de actividades incrementan el tamaño del hipocampo anterior, lo que se traduce en una mejora de la memoria«.

La misma publicación habla de la meditación como un buen método para fomentar la buena memoria: «Es cierto que, en sí misma, no tiene efectos para mejorar la memoria. Pero sí para evitar distracciones y divagaciones durante el tiempo de estudio. Por tanto, meditar y realizar ejercicios de relajación y control de la respiración no solo ayuda a calmar la ansiedad y el nerviosismo también incrementa nuestra capacidad de comprensión lectora«.

La práctica del brain training 15 minutos al día mejora también el rendimiento de la memoria de trabajo, las funciones ejecutivas y la velocidad de procesamiento.

MÁS SOBRE:

CONTENIDO PATROCINADO