Pon una funda de seda a tu almohada: adiós al pelo encrespado y más tiempo limpio

Nuria Serena

¡Ya puedes volver a colocar las mandíbulas en su sitio! Yo me quedé ojiplática como tú, pero me atreví a probarlo y ¡funciona! vaya si funciona.

Es un suplicio, levantarte cada mañana, mirarte al espejo y decir: madre mía que hago hoy con el pelo. Lo cierto es que es complicado que te quede bien si no es recién lavado y peinado. Pero no todos los días puedes ni debes hacerlo. Y pensar que una simple funda de almohada era la solución.

Es cierto que no debemos descuidar nuestro cabello: es importante nutrirlo, acondicionarlo, no castigarlo demasiado con el secador. Pero si aún así te levantas cada mañana con el pelo encrespado como si hubieras dormido boca abajo, queremos que sepas ¡que sí, se puede! Hay solución.

mujer dormir posturas sueño

El truco para levantarte con una melena casi perfecta es ponerle a tu almohada una funda de seda. Y ¿por qué? Es muy sencillo, la seda limita la producción de sebo capilar y también en la piel porque posee aminoácidos naturales seborreguladores.

La reducida fricción de tu melena con el tejido limitará la pérdida capilar y el desagradable fenómeno de las puntas abiertas.

Además, la seda tiene agentes reparadores e hidratantes que nutren de forma visible el pelo y evitan el encrespamiento.  También es hipoalergénicaresistente al polvo e incluso al moho

Si empiezas a dormir con tu cabeza apoyada en una almohada con funda de seda, en vez del habitual algodón, además de acabar con el pelo encrespado, reforzar tu pelo y espaciar los lavados, también lo notarás en la piel de tu rostro, porque actúa de la misma manera.

Otros aspecto que influyen en el cuidado de tu cabello

 

La contaminación: como lo oyes… ¿no te has dado cuenta de que en vacaciones también tu pelo sonríe, metafóricamente hablando? Al igual que el rostro de tu cara se ve más descansado, tienes más brillo en la cara y las arrugas parecen haberse difuminado, el pelo en vacaciones también se muestra más saludable. Alejarnos de la ciudad y su contaminación y respirar aire más puro es la mejor mascarilla para nuestro cabello.

El cepillo que utilizas: Cepillarse el cabello estimula la circulación sanguínea, lo que favorece el crecimiento del cabello y potencia su brillo. ¿Cuál es el cepillo adecuado? ¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de elegir el cepillo?

Lo primero que influye es el largo del cabello: corto, medio, largo. Lo segundo, el resultado que pretendemos obtener: liso, rizado, ondulado.

La alimentación: El agua es vital para el cabello ya que hidrata la raíz, el nacimiento del pelo. Debemos tomar además de tomar agua a lo largo del día pautada de la siguiente manera: 2 vasos al despertar, 2 a media mañana, 2 a lo largo de la tarde y uno antes de dormir.

Incorporar semillas a nuestra dieta también es importante: sésamo, pipas, chía.. tienen aceites maravillosos que nutren la piel y el cabello. Apúntate también la mantequilla de frutos secos, úntala en una tortita de arroz o viértela hacer batidos.

Deja a un lado el café y toma mucha naranja para aportar a tu pelo mucha vitamina A y C.

 

NOTICIAS RELACIONADAS