Balasana: la postura que te dejará dormir como un bebé

Se trata de una postura de yoga que te ayudará a conciliar el sueño

anamas

Si tienes problemas para dormir y te cuesta mucho descansar esta postura de yoga te puede ayudar y mucho. Se llama balasana y es una de las posturas de descanso del yoga, sus efectos relajantes están probados. También se llama postura del niño porque recuerda a la postura de los bebés con la tripa hacia abajo, en sánscrito, bala significa “niño” y asana significa “postura” y es estupenda además de para iniciarte en el yoga, para conseguir relajarte al máximo.

Se practica en posición fetal y proporciona  mucho alivio físico y mental, ayudándote así a mejorar tu sueño. Además alivia los hombros, el cuello,  la cadera, espalda y pecho aliviando estrés y ansiedad.

Está muy recomendado si tienes mareos, mejora la postura de la columna y alivia el dolor de cuello y espalda, mejora  la circulación  y estira los músculos, tendones y ligamentos de la rodilla.

Balasana, cómo hacerla

Se trata de una postura muy sencilla, para hacerla sólo tienes que sentarte sobre las pantorrillas, flexionar la cadera, apoyando el torso en el suelo y posando la frente en la colchoneta, colocando los brazos a los lados del cuerpo o estirándolos hacia delante y con las palmas hacia arriba.

Encuentra una posición que sea cómoda para ti. Nota el estiramiento de la columna, cierra los ojos y presta atención a tu respiración, algo esencial en el yoga en general y en esta postura en particular. Respira desde la parte posterior del torso imaginando que tu columna se alarga y ensancha en cada inhalación. Cuando exhales, intenta relajarte al máximo y deja que el estiramiento libere tensión en cada respiración. Ten cuidado cuando te levantes para no marearte.

Al ser una postura de descanso,  puedes hacerla todo el tiempo que quieras, pero se suele recomendar mantenerla entre cinco y diez respiraciones. Si no quieres apoyar la cara en el suelo, puedes ayudarte colocando un cojín de yoga entre las piernas y relajar sobre él mejilla y frente.

MÁS SOBRE: