Isabel Rábago y Terelu Campos visiblemente emocionadas tras el desafortunado comentario de Kiko Matamoros sobre David Flores

Guss González

Finalmente, y tras una semana de recta final, Olga Moreno se alzaba con la victoria del reality más extremo: Supervivientes. Con todas las cartas sobre la mesa, la mujer de Antonio David Flores se hacía con el preciado cheque de 200.000 euros, un premio económico que compartía momento con un premio emocional: el abrazo de David Flores en su primera aparición televisiva.

El hijo de Rocío Carrasco aprovechaba la entrega del premio para mostrarse públicamente por primera vez. Y como no podía ser de otra manera, esta primera toma de contacto con el mundo de la televisión ha causado gran polémica.

Así, este fin de semana, y tras la resaca de la gala, Kiko Matamoros opinaba de manera muy controvertida en la tarde de Telecinco. Un comentario poco afortunado que ha causado la indignación de varias colaboradoras, entre ellas Teleru Campos e Isabel Rábago, que se rompía de emoción en mitad del rifirrafe.

En un momento dado, Kiko comentaba el momento vivido en esta primera aparición pública pactada del hijo menor de Carrasco. En sus apreciaciones, el colaborador reconocía haberse emocionado al ver a David Flores corriendo a abrazar a Olga Moreno en el momento que era proclamada ganadora del concurso.

«¿Hay que esconder a ese muchacho? Me parece una decisión que le corresponde a él. Es un muchacho con cierto nivel de independencia para gestionar sus emociones. Lo único que se pretende hoy es la integración de muchachos con estas características», argumentaba sin tapujos.

Imagen de Mediaset

 

Isabel Rábago y Terelu Campos, dolidas

 

La tensión podía cortarse en el plató de Viva la Vida«Me da pudor que se plantee este debate cuando nadie hemos entrado en eso. Que traslades un debate y me des a mí lecciones de la integración de la persona no te lo voy a permitir», sentenciaba Rábago muy molesta por el desafortunado comentario de Kiko. Justo después, rompía a llorar muy emocionada y se mostraba abatida en su defensa del hijo de Rocío Carrasco.

«Es que es muy fuerte y muy feo que digas algo así… ¡Es increíble!», insistía mientras Terelu Campos retomaba. La hija de la Campos sostenía que no entendía el momento ni el lugar, argumentado que no era necesaria esta aparición pública. Precisamente el día anterior, ella misma defendía: «… hay cosas que no me parecen bonitas y no me parecen que sean convenientes. Hay personas que no deben estar formando parte de un círculo público», explicaba emocionada.

Lo cierto es que nadie esperaba que el joven apareciera en los platós de Supervivientes para dar un cálido abrazo a la mujer de su padre. Una situación que hizo que se convirtiera en el protagonista involuntario de la gran final. «Olga, eres la mejor persona que he conocido en toda mi vida. Olga Moreno Obrero, la mejor del mundo entero», comentaba derrochando alegría.

MÁS SOBRE: