Plátano: ¿mejor verde o maduro?

anamas

Existen muchos mitos sobre la fruta. Que si tiene mucho azúcar, que si engorda o que si no se pueden tomar como postre o por la noche… más aún si hablamos concretamente del plátano, del que se dice que tiene muchas calorías, mucho azúcar y que no debemos comerlo si queremos adelgazar.

En declaraciones a ABC Bienestar, la nutricionista Ana Núñez explica que el plátano aporta unas 94 kcal por 100 gramos, un dato que no es lo más importante, tal y como explica: «Las calorías de los alimentos no son lo más importante ni lo que debemos priorizar a la hora de elegirlos».

A lo que debemos prestar atención según la nutricionista es a que «es una fruta especialmente saciante, rica en fibra (unos 3,4 gramos por 100 gramos) y además te aportará minerales como el potasio (350 mg), el magnesio (38 mg) o el fósforo (28 mg)».

Esta además aconseja comer fruta diariamente: «La que te guste y en el momento del día que te apetezca, pero come fruta todos los días».

Plátano, ¿mejor verde o maduro?

Sus beneficios son muy diferentes según el punto de maduración en el que se encuentre el plátano: «Cuando está verde tiene más almidón, por lo que su digestión es más lenta. En este momento es un interesante prebiótico porque tiene almidón resistente, así que será un estupendo alimento para tus bacterias intestinales y la ocasión ideal para consumirlo», explica Ana Núñez.

Si está amarillo es un alimento rico en fibra y sigue siendo bajo en azúcares. Pero esto «nos aportará menos fibra y mayor concentración de azúcares (el almidón pasa a ser fructosa según madura el plátano)». Es buen momento para tomarlo antes o después de entrenar porque nos aportará energía.

Otras formas de consumir plátano maduro

Si no te gusta demasiado el plátano muy maduro puedes comerlo de otras formas. En puré, sobre una tostada, en forma de galletas de plátano y avena, para hacer un helado de plátano, a la plancha cómo guarnición o en batido con copos de avena, cacao leche y canela.

Aunque según la experta lo más importante es que sigamos comiendo fruta y «no pongamos etiquetas negativas a alimentos saludables como el plátano».

MÁS SOBRE: