Sara Sálamo, en medio de la polémica por defender la vacunación anticipada a los futbolistas

Noelia Bertol

Los casos de positivos en Covid en la Selección Española que han cambiado el rumbo de la Eurocopa antes de comenzar esta ha llevado a tomar la decisión de vacunar a los jugadores de fútbol antes de la fecha que les corresponde por edad.

Esto ha causado un gran revuelo en muchos ciudadanos que no consideran a este sector trabajadores esenciales y, por lo tanto, no creen que se les deba suministrar la dosis antes que a otros profesionales. En este punto ha sido llamativa la reflexión de Sara Sálamo quien en medio de todo el revuelo ha lanzado un mensaje defendiendo la vacunación anticipada en los futbolistas.

La actriz aseguraba que, por su situación (tiene una enfermedad respiratoria crónica y vive con un futbolista) pasa terror sabiendo que su chico, Isco Alarcón, trabaja sin mascarilla y puede contagiarse en cualquier momento. «El tema es que los deportistas tienen que trabajar sin mascarilla. Ahí te contagias sí o sí. Y los familiares, si somos pacientes de riesgo por patologías, no te puedo explicar el mal yuyu…«, compartía esta en su cuenta de Twitter.

sara sálamo actriz declaraciones críticas

En medio de la polémica

 

Sus palabras no fueron muy bien recibidas por una parte de los usuarios, que le recriminaban su pensamiento y le exponían que hay numerosos trabajadores esenciales que no han recibido aún su vacuna y que esperan su turno como el resto los ciudadanos. El miedo de esta recaía en el hecho de que su chico trabajara sin mascarilla y luego llegara a casa, donde se encuentra ella con una patologías respiratorias y dos bebés.

«No creo que sea desacertado decir que tengo miedo de contagiarme y poder morirme por mis patologías teniendo dos bebés a mi cargo… Lo siento«, se defendía esta que, tras su mensaje, comenzó a contestar a varios usuarios que criticaban sus palabras por encontrarse en una posición privilegiada.

«Se me olvidaba que por norma general no se empatiza con la salud de los que cobran más, porque si se muere una mujer joven con hijos pero esa familia tiene dinero, podrán comprar un ataúd más caro«, ironizaba Sara Sálamo.

MÁS SOBRE: