Astenia primaveral a raya: sigue estos consejos

La alimentación es una gran alidada para combatir sus síntomas

Ana Más

En primavera los días son  más largos, hace sol y buen tiempo, la primavera trae muchas cosas buenas pero también tiene una parte no tan buena, empezamos a estar más cansados e incluso decaidos, sin causa justificada y que llega acompañada de pesadez, falta de apetito, desmotivación y falta de concentración, algo conocido como astenia primaveral.

Y es que a nuestro organismo le cuesta adaptarse al cambio de horarios, al aumento de las temperaturas o a la humedad del ambiente. Así que si te notas más cansada y decaida estos últimos días, puede que sólo sean síntomas de esto, la buena noticia es que podemos hacer muchas cosas para prevenirla y combatirla.

Según los expertos hay tres pilares básicos para combatirla, el sueño, la alimentación y el ejercicio físico. Además hay algunas plantas, cómo el ginseng y el jengibre pueden ayudarte, el primero además de aumentar la sensación de energía física y mental, mejora la memoria y refuerza el sistema inmunológico.Aunque está  contraindicado en niños menores de doce años, en el embarazo y en la lactancia, así como en pacientes con arritmia cardíaca o hipertensión.


Y el jenjibre aporta vitalidad y mejora nuestras defensas naturales. Puedes tomarlo en infusión o en polvo e incluso como condimento en las comidas.

Astenia primaveral a raya con estos consejos

Getty

A la hora de combatir la astenia, la alimentación es muy importante, es importante tomar verduras y frutas a diario por su aporte de vitaminas y minerales.  Además de los frutos secos que te darán vigor y energía y además de forma inmediata.

Procura comer carnes magras, pesacados azules y marisco por su alto contenido en Omega3. Además de incluir en tu dieta polen y miel que además de aportarte energía, tienen vitaminas y minerales.

Evita tomar alimentos ultraprocesados o muy azucarados, como los dulces, bollería, etc., ya que aunque aportan energía de forma inmediata,  luego provocan un «bajón» y más cansancio y hambre.

Bebe suficiente agua, caldos e infusiones para mantenerte hidratado, la deshidratación, entre otras cosas, causa fatiga mental y dificulta la concentración.

Las bebidas estimulantes cómo té o café, pueden ayudarte a aumentar tus niveles de energía, pero siempre con moderación ya que si no podrían alterar tu sueño y procura mantenerte activo.

 

 

MÁS SOBRE: