Clean Look: cómo ir maquillada sin que se note

La clave es una piel limpia, hidratada y fresca

Ana Más

El 2022 es el año del Clean Look. El ‘menos es más’ es el protagonista y nuestro maquillaje se vuelve más natural. Lo primero que debes saber es que el efecto que se busca conseguir es el de una piel limpia, además de jugosa e hidratada. La clave para un aspecto natural es cuidar bien la piel.

Para ello un paso que no te puedes saltar es la limpieza facial por la mañana y por la noche, y después la hidratación y la protección solar. A continuación unifica tu tono con una base de maquillaje ultraligera. También puedes mezclar tu base de maquillaje con un poco de hidratante.

Eso sí, ten cuidado de no pasarte con la hidratante, ya que si te echas crema en exceso le estás diciendo a la piel que tiene suficiente agua, proteínas y lípidos, sus componentes básicos, y que por lo tanto no hace falta que produzca más.


Si esto ocurre puedes notar algunos efectos sobre ella como acné, piel escamosa, enrojecimiento, irritación, poros obstruidos por el exceso de crema e incluso y por muy contradictorio que parezca exceso de sequedad, debido a que el exceso de crema puede hacer que la piel no pueda crear una barrera cutánea eficaz y esto derive en una sequedad continua.

Maquillada pero que no se note

Lo siguiente es aplicar corrector en las ojeras para darle luminosidad a tu mirada. Eso sí, difumina bien y aplica algo de colorete en tonos rosados o nacarados en tus mejillas. Y de nuevo vuelta a lo natural, colores cercanos al arándano, cereza y ciruela llegan para aplicarse sobre pómulos y bajo los ojos, para dulcificar el rostro, haciendo un guiño al maquillaje de las coreanas.

Es el momento de las pestañas: opta por una máscara ligera y céntrate en repartir bien el producto para que no queden pegotes. Si tienes pobladas las cejas, bastará con peinarlas únicamente, si no rellena los huecos con un lápiz hasta que queden lo más naturales posibles.

En cuanto a los labiales, este año se llevan líquidos con efecto ultra mate o gloss, además de los rosas, beiges, marrones claros y malva.

Por último, aplica algo de iluminador en el centro de la frente y de la barbilla, tabique nasal, arco de Cupido y, sobre todo, en la parte superior de los pómulos, pues disimularás la flacidez. No olvides fijar tu maquillaje con un spray fijador.

MÁS SOBRE: