comer

¿Comer por aburrimiento? Destierra ese hábito gracias a estos consejos

Primero hay que identificar la necesidad emocional

Ana Pérez

Comer es uno de los mayores placeres de la vida. Cuando estamos sin hacer nada, puede llevarnos a estar aburridos, pero esto no significa que el cerebro deje de funcionar o haya reacciones emocionales en el entorno.

Buscar comida nos lleva a cubrir una necesidad emocional, es una manera de llenar un vacío. «Realmente no comemos por aburrimiento textualmente, lo que muchas veces nos lleva a comer por aburrimiento es la sensación de soledad. Y también la necesidad de desconectar. Si tienes mucho tiempo libre es probable que lo hagas por aburrimiento, pero eso hoy en día eso no nos pasa a casi nadie», explica Sonia Lucena, experta en psiconutrición.

«Cuando estás trabajando (o teletrabajando), tu cuerpo necesita desconectar. Si el argumento que da el cerebro es que desconectes para descansar, no lo vas a hacer porque tienes muchas cosas pendientes. Sin embargo, si despierta la sensación de hambre, si te vas a levantar, vas a ir a por algo de comer y vas a desconectar», argumenta Lucena.


El recurso de la nevera es un hábito que se adquiere muy pronto. Tendemos a llenar espacios de inactividad con comida, sobre todo con ricas en azúcares y grasa.

Pautas para dejar de comer por comer

Primero de todo, hay que escuchar las necesidades emocionales de nuestro organismo. Si nos sentimos solos o tristes, hay que saber reconocer esa emoción y buscar una alternativa sana. Podrías salir a pasear o a hacer ejercicio.

Además, escucha tus necesidades físicas. Realizar ejercicios de respiración puede ayudarte a saciar el ansia por la comida.

También puedes leer:

La comida sí da la felicidad: alimentos para calmar la ansiedad y la tristeza

¿Cuántos huevos al día se pueden comer? ¿Y a la semana?

Mitos y verdades de comer frutos secos todos los días

¿Tienes más de 50 años y quieres adelgazar? Te contamos cómo elaborar tu menú saludable

Si tienes claro cuando vas a comer, no te lo permitas en todo momento. Si te has propuesto hacer cinco comidas al día, no salgas de esa rutina. Si finalmente no puedes evitar ir a por comida, por lo menos evita tener productos que sean poco saludables.

 

MÁS SOBRE: