Noticia

Manuel Carrasco conquista el Metropolitano: “De Madrid pal cielo”

30/06/2019, a las 10:46


Se denomina magia, al encanto, hechizo o atractivo de alguien o algo. Sin duda, una atmósfera mágica es lo que consiguió crear Manuel Carrasco durante su concierto en el Wanda Metropolitano. En Cadena Dial, imitamos al cantante poniendo nuestra propia cruz en el mapa; y cómo era de esperar, no nos perdimos esta gran noche.

 

Alrededores del Wanda Metropolitano horas antes del concierto

 

La cita fue el 29 de junio en la capital madrileña y todas las miradas estaban puestas en este evento. Algo entendible, ya que son pocos los artistas que han realizado un concierto en este estadio. Manuel Carrasco se suma así a una pequeña lista en la que destacan internacionales como Bruno Mars o Ed Sheeran. Además, es el segundo cantante español en conseguirlo, por detrás de Alejandro Sanz con #LaGira.

El andaluz llegó al estadio para presentar su gira La Cruz del Mapa. Un proyecto que comenzó el año pasado con el lanzamiento de su disco, también llamado así. Este trabajo fue grabado en los míticos estudios de Abbey Road (artistas como The Beatles o Dani Martín ya los habían utilizado anteriormente).   

 

El interior del estadio empieza a llenarse

 

Es lógico que un proyecto tan ambicioso contara con una gira de estas dimensiones. Con La Cruz del Mapa, Manuel Carrasco ha colgado el cartel de entradas agotadas en el estadio Wanda Metropolitano o lo que es lo mismo: cantar para 55.000 personas. Sin embargo, esto no es casualidad porque justo la semana pasada ya hizo historia al llenar el Estadio Benito Villamarín de Sevilla (agotó las 55.000 entradas en cuatro horas).

Esta gira prometía no dejar indiferente a nadie y vaya que sí lo está consiguiendo. Hace unos meses ya anunciaba que su visita a la capital “no es el único concierto pero será un concierto único”. Ayer, en el Wanda Metropolitano, quedó comprobado. Se coronó como uno de los grandes artistas de nuestro país.

 

Una noche para el recuerdo

 

Desde el momento en el que pisó el escenario, Manuel Carrasco tenía un objetivo claro: entregarse a su público. Así lo manifestó canción tras canción. Demostrando desde el inicio que, aunque estaba ahí presentando su último trabajo, también habría tiempo para repasar los mayores éxitos de su carrera.

 

Los “4 Manueles” en pantalla

 

La fiesta comenzó con Me Dijeron De Pequeño, una canción que forma parte de su octavo y más reciente álbum de estudio. La perfecta elección para adentrarnos en este viaje con la canción que habla de sus orígenes. Si le hubieran dicho de pequeño que realizaría este concierto, ¿se lo hubiera creído? Además como buen andaluz, llegó dispuesto a conquistar la capital con su característico acento a la vez que cantaba a todo pulmón “que mi acento es mi ADN”. Orgulloso de sus raíces.

 

Manuel Carrasco durante una canción

 

Tras este inicio, presentó Yo quiero vivir y Aprieta, canción que consiguió poner en pie a los pocos que quedaban sentados. Una ronda de aplausos y por fin dio las buenas noches a su público. “Se me ilumina el alma, esta noche va a ser inolvidable” reconocía con estas palabras llenas de promesas. Los nervios estaban a flor de piel y ya se intuía que sería una noche cargada de emociones. ¡Menudo arranque de fiesta! El público tenía ganas de Manuel y él de su público.

 

El artista al piano

 

Le siguieron de cerca Los primeros días y Que Nadie, esta última sin Malú como compañera de batallas, pero aún así consiguiendo que nadie del público callara. En Vete descubrimos al Manuel Carrasco más reivindicativo, pidiendo a su público que gritara vete a toda esa gente intolerante. Toda una declaración de intenciones.

Con Llámame Loco trajo la locura al Wanda Metropolitano y al comenzar el emblemático Mujer de las mil batallas, todos los asistentes sacaron globos rosas. Un gesto de apoyo para todas las mujeres que han padecido cáncer de mama.

 

 

Esos globos se suman a una puesta en escena de lo más cuidada. No es para menos porque más de 200 personas han estado involucradas en la producción del espectáculo. El gran escenario y el montaje audiovisual fueron imprescindibles para poder disfrutar del andaluz desde cualquier parte del estadio. Uno de los momentos más emocionantes de la noche fue cuando el público encendió las linternas de sus móviles en No dejes de soñar.

Canciones míticas como Uno x Uno (una de las favoritas) o Siendo uno mismo tampoco podían faltar. En esta última Manuel Carrasco reivindicó el amor propio. Frases como “Y si es verdad, yo fui de OT ¿qué, te molesta? Si no te gusta, a otra cosa mariposa” demostraron lo orgulloso que está de su pasado como exconcursante de Operación Triunfo (quedó en segunda posición en la segunda edición del concurso).

 

Manuel Carrasco, mejor acompañado

 

A esta cita no podía acudir solo. Manuel Carrasco se rodeó de los seis músicos que le han acompañado durante toda la gira. El cantante reconoció su trabajo como una parte fundamental e imprescindible dentro del espectáculo. Fue presentándolos uno a uno, empezando por David Carrasco (su primo) que toca el teclado y es el director musical. Disfruta de esta galería de imágenes con su banda.

 

  • Manuel Carrasco presenta a su banda

  • Manuel Carrasco junto a los músicos

  • Manuel Carrasco abrazando a su primo

 

Tampoco se perdió el concierto su familia. La especial cita lo requería y, muy agradecido, reconoció que todos “habían venido del pueblo”. Tampoco hay que olvidar las palabras que dedicó a su mujer y su niña. Una muestra de amor maravillosa. Además dedicó el concierto a todos sus seguidores.

 

Un directo único

 

Manuel Carrasco regaló un concierto donde ofreció un directo único, contundente, fluido y lleno de matices. Para todos aquellos que no pudieron conseguir entrada tendrán una segunda oportunidad de disfrutar del concierto en el Wanda Metropolitano. El evento se grabó y próximamente se lanzará el DVD del directo. ¡Qué ganas!

Para el apoteósico final no podía faltar Déjame Ser. Incluso se arrancó a dedicarle varios versos a la capital: “deja que te bese en Malasaña” o “Dame tu veneno, de Madrid pal cielo”. El último tema no podía ser otro: “Qué bonito es querer”. Supuso el cierre de la fiesta en el Metropolitano, donde no faltaron globos gigantes que hicieron las delicias de los 55.000 asistentes.

 

  • Manuel Carrasco junto a los globos

  • El cantante terminando su concierto

Casi tres horas de concierto en las que Manuel Carrasco devolvió en forma de canciones todo el cariño que recibe. En Cadena Dial hemos quedado prendados; porque sí Manuel, te dejamos ser la cruz del mapa donde puedas regresar. ¡No te pierdas todos lo vídeos del concierto en las redes sociales de Cadena Dial!

 

 

Suscríbete a la Newsletter de Cadena Dial ¡y sé el primero en enterarte de todo lo que pasa con tus artistas favoritos! Además, consejos de salud, nutrición, estilo de vida, deporte, redes sociales y especiales sobre nuestros premios, conciertos y concursos. También puedes leer:

Manuel Carrasco, una declaración de amor a dos bandas

Reto conseguido: Manuel Carrasco pone la cruz en el SuperDial de esta semana

Rosco Dial: ¿Estás al día sobre Manuel Carrasco?

 

Entra en CadenaDial.com y súmate al boletín más completo de lo mejor de nuestra música¡Únete aquí mismo! Exprime la vida y lo mejor de nuestra música con Cadena Dial. Emoción, sentimiento, pasión, corazón, afecto, amistad… todo lo que te mueve en tu vida, en tu emisora de radio favorita, Cadena Dial.

Y adéntrate en el Universo Dial en nuestra web. Ponte al día de las novedades musicales, cómo están tus artistas favoritos, entrevistas, exclusivas… Además, consejos de salud, nutrición, estilo de vida, deporte, redes sociales y especiales sobre nuestros premios, conciertos y concursos.

Deja tu comentario

Webs de PRISA

cerrar ventana