¿Sabes qué tradición romana dio lugar a la expresión «pedir la mano»? Luis Larrodera te lo explica

Rodrigo Díaz

Una semana más, llenamos nuestras mentes de curiosidades y orígenes de expresiones y refranes que usamos diariamente. ¡El primero sobre «pedir la mano»!


 

 

 

Se trata de una tradición romana, por suerte abandonada en el tiempo, que consideraba que la mujer tenía una serie de derechos… Aunque el «manus» establecía que el padre tenía el propio derecho sobre su progenitora.

De esta manera, el nuevo chico que aparecía en la vida de la mujer, debía ir a casa de sus padres a pedir ese «manus«; lo que le permitirá asumir el control y el derecho sobre su propia chica.

 

¿Has usado alguna vez «darse con un canto en los dientes»?

 

Muy interesante también esta otra frase, la cual no tiene mucha lógica ya que su origen alude al golpe en el pecho que se daban los antiguos árabes. Era la forma que tenían de agradecer la suerte o la bondad de los dioses.

 

 

 

Sin embargo, todo apunta a que sustituyeron el pecho por la boca -al menos en el dicho- para darle una mayor énfasis a la acción. Unos golpes en el pecho que siempre han significado mucho, porque para entonar el «mea culpa» también lo hacen con tres golpecitos en el lugar.

 

El famoso «comino» y el símil del «pajarito»

 

Para estas dos expresiones algo subidas de tono, te sorprenderá aún más su significado. En el caso de «importar un comino», se trataba de un grano muy usado en la morcilla en España, la cual era tan abundante que, cuando se caía o perdía, no resultaba nada preocupante. De hecho, esta frase también se ha utilizado con rábanos y garbanzos.

 

 

 

Y muy interesante la historia detrás de «mirar el pajarito», porque un pájaro de bronce es el responsable de esto. Durante los años 20, los fotógrafos solían venir acompañados de esta figura para que los más peques se mantuvieran quietos. ¡Y contaba con todo tipo de lujos! Depósito de agua y silbido incluidos.

CONTENIDO PATROCINADO