Cuidado con las uvas y los más pequeños: así debes ofrecérselas para evitar atragantamientos

Una experta nos cuenta cómo prepararlas

Ana Más

A tan solo unas horas de la Nochevieja ya son muchos los que tienen todo pensado y preparado para una noche muy especial en la que decimos adiós a un año y damos la bienvenida a otro nuevo. Cada país tiene una tradición distinta y en el nuestro, si hay una que destaca, es la de tomar las doce uvas a las doce en punto de la noche. 

Muchos no se las terminan, otros acaban con la boca llena de una mezcla de uvas y pepitas e incluso hay quien las sustituye por aceitunas, gajos de mandarina, gominolas o lacasitos. Si eres de los que te atragantas con facilidad o tienes niños pequeños en casa, lo mejor es tomar medidas para evitar sustos. 

La farmacéutica y divulgadora Boticaria García, ya conocida en muchos medios por sus consejos sobre salud y hábitos saludables, nos explica cómo darles las uvas a nuestros niños para evitar atragantamientos, sobre todo si son menores de cinco años. 


Boticaria García nos da todas las claves 

Lo primero es partirlas siempre longitudinalmente (en forma de media luna), a lo largo, nunca transversalmente. Luego debemos quitarles bien todas las pepitas y la piel y ya podremos disfrutar sin sustos de los buenos deseos de las doce uvas. 

Son varios los seguidores de la experta que dan otras opciones para los más pequeños, como hacer un puré de uvas y que los niños se tomen doce cucharadas, comprarlas sin pepitas e incluso hay quien recomienda que no se las tomen por considerar “demasiada parafernalia” esta preparación. Estos últimos recomiendan dejarlo para cuando crezcan. También los hay que piensan que a las doce los niños de esa edad deben estar durmiendo. 

Algunos usuarios cuentan que hace años sustituyeron las uvas por cacahuetes o conguitos, en este punto cabe destacar que no se recomienda que los menores de 5-6 años tomen frutos secos enteros, pues existe riesgo de axfisia. Hay opiniones para todos los gustos pero desde luego lo que está claro es que hay que tener mucha precaución a la hora de tomarlas, y mucho más con los más pequeños de la casa.

MÁS SOBRE:

CONTENIDO PATROCINADO