Permítete estos cinco minutos antes de acostarte y descansarás mucho mejor

anamas

Aunque lleves un ritmo frenético en tu día a día o precisamente por esto, cinco minutos de tranquilidad al día, antes de meterte en la cama puede hacer que descanses mucho mejor sobre todo si eres de las que tarda en conciliar el sueño o te despiertas mucho durante la noche.

Te contamos cómo hacer esa rutina de cinco minutos antes de irte a dormir, ese ratito para ti tan necesario.

Limpieza sensorial

Limpiarte la cara con un bálsamo limpiador calmante, con manteca de karité, cacao y aceites esenciales dejará tu piel limpia e hidratada. Hay muchas opciones en el mercado.

Funde una pequeña cantidad en tus manos hasta que se convierta en aceite y aplícala con movimientos circulares sobre tu rostro.

Disfruta de su aroma y retírala con una toallita húmeda.

Seda de morera para tu almohada y una infusión

Almohada de seda

Si, cómo lo oyes, la seda de morera, naturalmente transpirable e hipoalergénica, incluso la recomiendan los dermatólogos  para evitar  la formación de marcas y arrugas en la piel al dormir. Hazte con una almohada y un antifaz de este tipo de tejido y tu rostro te lo agradecerá.

Si te cuesta beber agua de forma natural, beber infusiones es una buena manera de hacerlo. Si mezclas manzanilla y melisa te ayudará a conciliar mejor el sueño.

Un buen libro y unas gotas de perfume

Una mujer huele su perfume.

Cuándo te vayas a la cama deja cualquier dispositivo móvil lo más lejos posible y si puedes sustitúyelo por un buen libro, tu salud te lo agradecerá.

Termina tu rutina nocturna diaria echándote unas gotas de tu  perfume favorito, te aportará una sensación de bienestar y limpieza inmediatos.

Cuidado nocturno

Invierte algo de dinero en un buen tratamiento nocturno que contenga a ser posible vitaminas A, B y C para estimular la producción del colágeno y la elastina, ( ralentizando el proceso de envejecimiento y protegiendo la piel de los radicales libres.

MÁS SOBRE: