Rocío Carrasco hablará al fin del testamento de Rocío Jurado que pudo dinamitar a su familia

Rodrigo Díaz

Desde su entrevista en directo hace justo una semana, todos deseaban ver el nuevo capítulo en la serie documental «Rocío, contar la verdad para seguir viva» que se emitirá esta noche a las 22h.

La gran expectación estaba en Rocío Flores y todo lo que ocurrió entre madre e hija que supuso el fin de su relación. Un fragmento ya reducido por la propia Rocío Carrasco para no perjudicar a su pequeña y que se centrará en el «vínculo» que siempre permanecerá.

Sin embargo, el capítulo 8 del documental narrará el período de junio de 2006 hasta verano de 2012, tiempo en el que se vivió una de las principales causas que dinamitaron al entorno de Rocío Jurado.

 

«Estábamos los que teníamos que estar»

 

Fue en ese junio de 2006 cuando la artista se dispuso a dar la apertura a su testamento tras dos años de intensa lucha contra el cáncer de páncreas. Una reunión de toda la familia en casa de «La Más Grande» que pudo provocar rencillas dentro de algunos miembros.

«Estábamos los que teníamos que estar. Bueno… Tampoco los que tenían», sentenciaba Rocíito sobre esa señalada fecha. Un testamento que, como muchos especulan, provocó el malestar entre la protagonista del documental y sus tíos, así como con José Ortega Cano.

En el avance del próximo episodio, Telecinco deja caer que el tema principal será esa famosa «paliza» que recibió Rocío Carrasco de parte de su hija Rocío Flores en 2012, aunque será inevitable abordar este peliagudo asunto y que dará luz a muchos de los conflictos que todavía perduran en la familia.

MÁS SOBRE: